Cómo leer el historial crediticio

Las empresas financieras consultan el historial crediticio de cada persona en el momento de aprobar un préstamo por eso es importante saber cómo leerlo .

Aprender a identificar algunos datos destacados del historial crediticio presta gran ayuda para tener un mejor seguimiento de nuestro comportamiento financiero y también nos ayudar a identificar si hemos sido víctimas de algún fraude.

¿Cuales son los datos que se recogen en el historial crediticio?

El reporte del historial crediticio cuenta con varias secciones y bloques, en los que se contienen datos relevantes, que es importante revisar.

Wolfgang Erhardt, vocero de la sociedad de información crediticia Buró de Crédito destacó que aunque todas las secciones son relevante, algunas de ellas deben ser revisadas minuciosamente, como la correcta escritura de los datos generales, que todos los créditos enumerados en el resumen pertenezcan exclusivamente al cliente, y si hay errores como una homonimia o un crédito no solicitado.

Cada ciudadano puede consultar su buró de crédito gratis una vez al año, por lo que Erhardt aconsejó revisarlo con detenimiento para comprobar que la información en él sea correcta, y en caso contrario solicitar una reclamación.

Cómo leer mi historial crediticio

Lo primero que aparece en el reporte de crédito es la información con los datos generales del usuario como nombre, fecha de nacimiento, RFC y domicilios registrados.

Después aparece un resumen de los créditos recibidos hasta la fecha, que se dividen en dos bloques segmentados de acuerdo al tipo de crédito, es decir, bancario y no bancario.

En el primer bloque se recoge una información de los créditos del sector financiero, como los de la banca, y en el segundo, los préstamos adquiridos como planes de telefonía celular, tarjetas de tiendas departamentales o de autoservicio.

Un resumen con el tipo de crédito que se ha obtenido es adjuntado a esta información, en ella se indica la institución con quien contrató el préstamo, el número de folio del crédito asignado, el saldo, si el crédito está activo o cerrado y, en caso de que el préstamo haya sido saldado, se muestra la fecha estimada en la que el préstamo ya no aparecerá en el buró.

También se muestra la fecha en que se obtuvo el préstamo así como la fecha del último pago y el tipo de moneda en que fue realizado, pesos, dólares o en UDIs. Además, es mostrado el límite del crédito y el monto máximo de ese préstamo.

Así mismo verá un recuadro con el saldo de la deuda actual, y a su lado otro con el monto, que enseña la cantidad de pérdidas causadas por los créditos no devueltos de forma correcta.

El historial de pagos del cliente también está incluido, en él se puede ver cómo ha pagado  por meses y años y que contiene una clave de observación numérica que indica cómo paga cada mes. El número 1, indica que el cliente es un pagador puntual, el número 2, quiere decir que presenta un retraso en el pago de 1 o 29 días, y así sucesivamente van incrementando los números hasta el 9, que supone una falta de pago de 12 meses o más.

Añadido al historial, hay un extra que se llama Mi Score, que representa la calificación crediticia de cada cliente. La palomita verde, equivale a un rango de 650 a 850 puntos e indica que el usuario tiene sus pagos actualizados y como consecuencia una buena calificación.

Por otra parte, si muestra un signo de exclamación en color amarillo, quiere decir que el usuario tiene un atraso en el pago de 89 días, y la cruz roja corresponde a los 90 días sin efectuar el pago o una deuda sin recuperar, por lo que la puntuación en este caso será menor de 650, lo que quiere decir que el candidato no es viable para un crédito.

Las reclamaciones hechas por el usuario aparecen en la parte final del reporte de su historial crediticio, así como un listado de las instituciones financieras que emiten créditos que han valorado el historial del usuario.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *